Gimena Berenguer

Nació entre cuadros y artistas. Su abuela suiza fue galerista reconocida. Gimena se recuerda detrás de un objetivo desde la adolescencia. Dice que sus celebrados trabajos son fruto de la intuición y el instinto, pero se le transparenta el oficio y la búsqueda de la perfección, una autoexigencia que le roba horas de sueño y tiempo en familia, pero que la convierten en una profesional muy valorada en el sector.

Berenguer tiene una mirada certera y generosa sobre la vida de otras personas, que se transforma en herida cuando crea trabajos propios. Capaz de retratar el amor en forma de paisajes idílicos, como de cuento, sorprenden sus ruinas y derribos cuando habla desde dentro.

Desnuda, sin edulcorar, Berenguer incendia las imágenes con su cuerpo, expuesta y honesta, gritando su verdad sin pudor con una fuerza que incendia cualquier simulacro. Y es en estos trabajos más personales es donde todo el orden se desajusta, donde toda la limpieza se llena de indisciplina terapéutica que nunca nos dejará indiferentes.

Puedes conocer su trabajo visitando  www.gimenaberenguer.com

Carrito

0
Esta tienda online usa cookies (como absolutamente todas). Tú tienes la última palabra sobre ellas.    Más información
Privacidad
Abrir chat